Thursday, November 3, 2011

Música para el alma...gracias Fede!!


Han pasado hartos años desde que dejé las pistas como reportera de recitales (en lo que era unavuelta.com) y empecé a pagar, nuevamente, por las entradas, como cualquier mortal sin el provilegio del backstage o la primera fila. Desde entonces (a excepción de las pilas con las que volvi de Cosquin Rock 2011, que me llevaron al escueto brief de lo que fueron esos 3 días de rock a la vena y que publiqué en http://www.absurda.cl/cosquinrock11-2), no había tenido ganas de dármelas de reportera de nuevo. Pero lo que acaba de pasar hoy, amerita retomar la pluma y compartir con el quiera la oportunidad de escuchar esta música para el alma y desde el alma, que el gran Federico Wolf nos regala con su genialidad y extrema sensibilidad musical.

Ya lo mencioné en alguna de mis historias viajeras, pero es entretenido acordarse cómo llego el Fede a mi vida una mañana de invierno, cuando mimetizado con el olor a leña mojada del sur, el Larra dejó en mi velador "Margarita negra", el primer disco de este uruguayo que vive en Chile hace 8 años y que pocos conocen. "Es como Drexler", digo cuando me piden referencias...pero para serles sincera, a penas conozco el trabajo de su compatriota.

Tal vez mencionar que ganó el 2º lugar del Festival de Viña el 2004 para muchos no implique nada, pero sí que ha participado en la musicalización de varias teleseries y películas chilenas como "Machos" y "A un metro de ti"; y que ha compartido escenario con cantautores de la talla de Spinetta, Drexler e Ismael Serrano, entre otros grandes.

¿Pero qué lo hace tan especial? quizá esa sonrisa gigante que no se le borra nunca mientras canta, o la profunda y a la vez simple poesía de sus canciones cotidianas que hablan de amores, amigos, momentos y sueños..."sugerencias" para la vida como él mismo dice, sin mayores pretenciones. Quizás también el hecho de que al escucharlo trasmite olores y sabores, con un toque importante de nostalgia feliz (aunque suene paradójico). O tal vez el que sea un hombre orquesta de dulce voz, y no porque pase de su guitarra a los vientos, sino porque con sus cuerdas vocales emula trompetas, tambores y cuanto sonido adorne y rime con sus canciones y su guitarra de palo apañada.

Escuchar al Fede, además, es sorprenderse con un ramillete de músicos increíbles que a punta de mates y buena onda, han participado de este colectivo musical materializado en su segundo disco, "Señal", el que ayer presentó en el teatro de la Telefónica. Y todo conseguido a pulso y moviendo redes, porque este es un músico 100% independiente que graba en la casa de amigos y se nutre del cariño para poner en pie un show como el que nos regaló esta noche, que en un momento llegó a tener a 14 músicos en escena entre percusiones y batucada, guitarras, un tiple y charango, un tipo de flauta rarísima, teclado y nada más ni nada menos que voces como la de Magdalena Matthey y Joe Vasconcellos, acompañando con un berimbau y un triángulo (sí, el mismo triángulo que de seguro los hicieron tocar en el colegio y que no tiene ninguna gracia, pero que en manos de Joe suena completamente distinto).

Y si se acompaña además de historias y de explicaciones como las que gatillaron el nacimiento de La Tortuga Gigante (dedicada a su padre) o Predadores (con la interrogante de si Bin Laden de verdad está muerto), y una interacción sincera con el público, su público, que por ahora son más músicos y amigos de su mismo círculo (hasta el dueño de las Parrilladas la Uruguaya estaba haciendo patria); uno sale agradecido, emocionado, tocado por un show de gran calidad y humanidad, sincero, de gran nivel musical, contenido y amistad...porque finalmente este colectivo lo conforman amigos que comparten el amor por la música y el arte....y los mates que ofrece el Fede por supuesto.

Para mí es más que otro músico...fue mi mejor compañero de viaje y me declaro un "Vagamundo" representada completamente por su prosa..."Que vivan los corazones de oro y los cabezones erguidos", tal como me autografió en el disco, cual groupie, mientras me iba tarareando el coro de Esponja de luz..."Pudo escapase, liberarse, y así se limpió de todas las sombras, las broncas de su corazón".

NOTA: Si al menos les di curiosidad por saber quién es este personaje, lo podrán escuchar en un show más intimo el 15 de noviembre 2011 en el Thelonious de Bellavista, o fisgoneen http://www.myspace.com/federicowolf

Sunday, January 9, 2011

Woodstaco: en busca del palo blanco



Con mi hermana nos bajamos perdidas. El chofer no tenía idea de cual era el famoso "palo blanco" donde teníamos que bajarnos...al menos sabíamos que era antes de llegar a San Rafael, cerca de Talca. Con las mochilas puestas y una foto del mapa sacada en el celular que a penas se veía, empezamos a preguntar a los pocos locatarios y caminar en el rumbo que más nos tincaba...pero después de un rato, seguíamos perdidas. Cuando nos devolvíamos nos topamos con 4 locos igual de perdidos que nosotras. Resultó que venían en el mismo bus y se bajaron aún más lejos que nosotras y nos alcanzaron. Tampoco se conocían, pero las ganas de rockear nos unió a los 6...y seguimos caminando. Cruzar la línea del tren, correr a preguntarle a un huasito que andaba dando vueltas y seguir caminando. Ya estábamos en la ruta (a todo esto el famoso palo blanco era eso, un palo en mitad de la carretera...moderna la señalización!) por un camino de tierra hasta un porton abierto con un letrero enano de "Woodstaco", cuzamos 2 puentes y alguien nos indicó por donde seguir...saltamos un porton de madera y un cerco de alambre de púas...a todo esto ayudadas por los 4 galanes que terminaron siendo los compañeros de carrete perfectos. De pronto, el paisaje se abrió y dejó ver las carpas y los toldos que protegían el anfiteatro...habíamos llegado!

Woodstaco es un festival de rock que nació hace dos años y tiene lugar en los alrededores de Curicó, VII Región. Es una idea que nació entre un grupo de amigos fanáticos de la música que desde siempre soñaron con un evento que congregara a bandas chilenas de distintas latitudes del país, en un espacio de paz, solidaridad y comunión...y cómo yo no nos conocí antes!
Es como la versión chilena menos hippie y más rockabilly, sin dejar de lado la electrónica para los más psicodélicos. Este fue el tercer año que lo organizaban y decidieron lanzarse a la vida: 3 días de música ininterrumpida en 23 hectáreas, completamente gratis, 2 escenarios, un río cerca mega refrescante y toda la buena onda de los que aperraron y lograron llegar.

Instalamos la carpa, y después de un rato con un corderito al palo en la mano (que estaba super grasoso pero tenía buena pinta) y una chelita en la otra, empezaron a sumarse rockeros a la conversa, y no faltó la guitarra, el blues, y de pronto montones de armónicas afinadas en distintos tonos y un cuarteto en sol, donde cada uno le ponía de lo suyo. Lo choro es que en cualquier rincón y sin preámbulo, no faltaron los rockeros con poleras negras y sus Hammer dispuestas a sacar los mejores sonidos imprivisados del alma...nunca había visto tantas armónicas juntas!
Sólo Tumulto me sonaba dentro de la lista de bandas, pero hubo varios que sorprendieron con una buena dosis de blues pesado y rock (como Queltehues y Precipicio...estos últimos eran nuestros compañeros de ruta. Foxy Lady a nadie eso sí, serán regias pero no saben tocar).
Y cuando el rock guateaba, el punchi punchi con imágenes de Shiva y Parvati en el escenario daban paso al transe en el que es fácil caer si te logras conectar con la música, sobre todo si te toca una noche tan estrellada como aquella.

Volvimos a la carpa de día, y el sol en la cara interrumpió las pocas horas de sueño (para que mencionar que nuestra carpa era la única en mitad de la nada sin la sombra tan preciada de un árbol) pero nos recargó para seguir bacilando...el calor lo pasamos a la orilla de un río, con un melón con vino que corría de mano en mano para refrescarnos a todos y nuevamente, guitarras y armónicas (esta vez de los otros 2 acompañantes que encontramos en el camino), al son de improvisaciones reggae de "Maria Teresa y Danilo" y otras más bizarras.
Después de 2 días ya nos conocíamos todos (o más bien todos conocían a "las hermanas" jaja). A todo esto, a parte de la comida que llevamos, no gastamos nada! (es lo bueno de ser niña, yo y mi tachito en la mano que gracias a los asistentes nunca estuvo vacío).
Volver fue un poco más complicado, porque el bus no paraba en el palo blanco famoso y entre caminata y espera, terminé en un interurbano que paraba en todos los pueblos hasta Curicó, y de ahí a la realidad de Santiago nuevamente.

Definitivamente a Chile le esta faltando rock, o al menos espacios como este en que con un grupo bien organizado de rockeros y un par de buenos auspiciadores, se puede armar en mitad de la nada un evento para 800 personas, hasta con generadores eléctricos y hacer que todo el mundo bacile rock and rock all night!!

O seré yo la que nació en la época equivocada???

Sunday, August 22, 2010

Ecos del Waka Waka


El otro día tuvimos una mega sesión de fotos con un amigo que venía llegando de Sudáfrica...aun no se sacaba la camiseta "roja" ni la sonrisa de oreja a oreja. Durante toda la locura mundialera fue impresionante ver a la marea roja tomarse las graderías del Soccer City y las calles de Nelspruit...perseguir al bus que llevaba a los "héroes" que cambiaron la historia de los últimos 12 años y contar sus historias rodeados de representantes de los 32 países que soñaban con la copa. Y a mi que no me gusta el fútbol, reconozco que igual la euforia se contagia y la angustia de los últimos minutos del primer tiempo si o si te pegan. Todo fue fútbol por más de un mes y todo el jetset capitalino que se aprecia de tal tuvo su minuto de gloria reporteando desde algún punto de Sudáfrica...Y yo, entre el Umbingelelo y el waka waka trataba de recordar los meses tranquilos que pasé por esas tierras.
Cuando llegué a Cape Town recién estaban empezando a construir el estadio. Y me acuerdo una mañana recorriendo los puestos del Green Point Flea Market, lo emocionados que estaban todos porque las ventas se multiplicarían cuando llegara la fiebre mundialera. Que gran fiesta de colores se debe haber tomado las calles de Long Street y sus alrededores, y que decir del fonicular del Table Mountain que tiene que haberse colapsado con la explosión turística (porque al menos de los que mostraban en la tele, pocos se ganaban la vista desde la cima luego de una esforzada caminata).
Y mi amigo me contaba una película desconocida de Sudáfrica, superpoblada de turistas, con el sonido incesable de las bubucelas pero con alma de fiesta 24/7 y un aire de hermandad donde sólo se distinguían los colores de las banderas de los distintos países pintadas en las caras, sin importar si de fondo eran blancos o negros.
Ahora que todo esta tranquilo de nuevo, que el estadio refleja los atardeceres en silencio, que sea point se volvió transitable nuevamente y que Nelspruit volvió a ser el pueblo pacífico y medio olvidado que era, me pregunto qué fue lo que dejó realmente el Mundial en los corazones sudafricanos....cuánto creció la economía? y las barreras de "colores" se dejaron más de lado que antes? qué siente Madiba al ver los frutos de tantos años de lucha? serán las fundaciones de escuelas de fútbol las que le devuelvan la esperanza a los niños? se revindico África o con el fin del mundial el continente vuelve al olvido?
Yo miro las fotos y de todas formas me emociono...que bueno que todos se hayan empapado en parte de Mama África y su legado, y que esas tierras misteriosas e inalcanzables para quienes no son fotógrafos de NATGEO sean hoy más comunes y más cercanas, aunque no menos salvajes. Habrán entendido esos peques cuando les regalaron las camisetas de la roja, que esos "muzungus" venían de un país igual de lejos y hasta no hace mucho, poco conocido como el de ellos? Y habrán notado los que juntaron con esfuerzo los pesos y se fueron con lo puesto siguiendo sólo sus sueños y pasiones, que en su mochila viajaban millones de chilenos que siempre "quisieron" pero que nunca se atrevieron? Porque la roja no se fue sola, y cuando se defendían o marcaban un gol los hinchas abrazados de sudafricanos pintados con el blanco, azul y rojo, agradecidos celebraban o lloraban juntos, marcando un verdadero triunfo en la historia.
Y mi amigo llegó cargado de recuerdos, lugares, sonidos, colores...arrendar un auto y seguir la ruta roja fue lejos el mejor viaje de su vida, mezclando estadios con safaris, clases de surf en J-Bay, largas noches de carrete y wild on en Long Street, historias compartidas con viajeros y por qué no decirlo, orgullo de ser chileno y reforzar ese patriotismo que te sale del alma cuando se escucha en el extranjero un "cachai hueon?" por la calle, y uno no puede evitar gritar "chilenooooooooo"!!!
Y ahora que sólo suena el eco del waka waka retumbando en los estadios vacíos, tomaría de nuevo la mochila y partiría a caminar por la costanera, a subirme a las "liebres" que a grito pelado te llevan a sea point, a mirar el atardecer desde el Lion's Head, a escuchar algún concierto en Kirstenbosch garden, a recorrer más allá del famoso Garden Route y a disfrutar de la "Real South Africa", que aunque más tranquila de seguro esconde tras sus sonrisas los recuerdos de cuando todo el mundo estuvo mirando lo que ocurría en sus calles, estadios, ciudades, parques, playas, familias y corazones...cuando por fin todos nos sentábamos a admirar la profunda belleza del continente negro, la riqueza de sus tierras y de su gente, el ritmo contagioso de sus cantos, incluso de la potencia de sus bubucelas que como abejas reinas contagiaban al mundo...con la esperanza de que éste haya sido el kick off del verdadero "Time for Africa".

Wednesday, March 17, 2010

Costa Rica: Pura Vida!

Receta para obtener PURA VIDA:
Mezcle en una coctelera un par de chilenos buena onda con unos cuantos pinche mexicanos. Agregue unos argentinos pasados a bife con un toque de paraguay, y deje por algunos minutos en baño maria junto a 1/4 de "tica" tuanis. Cuando este bien caliente, incorpore lentamente salsa de española y aliñe a gusto con condimentos colombianos. Explíquele nuevamente la receta a un guatemalteco, agregue mucho hielo y a gozar!



Las últimas 2 semanas me las pasé disfrutando de esta mágica receta, que me tuvo con pilas de recarga automática, sobreviviendo a las microfinanzas de día y dándolo todo al ritmo de la salsa de noche. Y aunque fue raro aterrizar en Costa Rica habiéndome escapado del terremoto, decidí desconectarme y dedicar el tiempo a reir, rumbear, tratar de entender el fondo de las microfinanzas y discutir acerca de los planes para cambiar el mundo, con personajes que de seguro tengo que haber conocido en alguna otra vida.

San José de Costa Rica es un poco extraño...es re caro (y el cambio es igual que el peso chileno con el dolar),el clima está medio loco y la mayoría de las casas tienen alambres y rejas de seguridad como si fuera un lugar mega peligroso, pero a parte de los taxistas que son unos desquiciados y manejan peor que monos con navajas, los "ticos" son super amables. Todo lo hacen "con mucho gusto"...eso sí, hay algunos saltones que si los haces enojar, se ponen violentos y te echan toda la carrocería encima (como los guardias del supuestamente buen hotel "Gran Costa Rica" o John de mi humilde y pulgoso hostal, que esperaba con un par de bates de beisbol y un policía, a un negro que le debía 1 mes de arriendo y que me hizo disfrutar en primera fila del ensayo de una peli mala de ghettos, que terminó con 2 amenazas serias, 3 huéspedes de patas en la calle y un cuarto que se fue por solidario...a la mañana siguiente parecía Hotel California!).
Por suerte los exaltados parecen ser pocos y los demás son "pura vida". No puedo decir que conocí mucho de la ciudad, pero si puedo contar la historia completa del bar Morasan o de los sucuchos que hay en El Pueblo (la del Key Largo prefiero reservármela)...y de lo mega valorado que es un Flor de Caña (o la cara de niños que nos vieron cuando pagamos U$85 por una botella).

Y como no mencionar el increible viaje a Manuel Antonio, cuando por temor a quedarnos dormidos(en realidad de puro fiesteros)y perder el bus, empalmamos con el resto del team a las 6 luego de una noche de cena-salsa-electronica-pelea con ticos-armado de mochilas medio mareados y desayuno de campeones. Qué relajo estar luego en una playa de arena blanca, de guata al sol y en la compañía de iguanas y monos; y compartir por la noche a la luz de la luna unas Imperial dentro de una piscina reservada sólo para nosotros (Juan Alberto, de verdad te extrañamos)...gracias Anita por los vasos!. O las corridas al día siguiente buscando al resto, después de haber buceado con tiburones y otros bichos de agua salada (la visibilidad eso si fue nefasta, obligada a volver más adelante).




Notable también las caras de todos por las mañanas luego de la rumba de la noche anterior. Eso si, reconozco que sacie mi necesidad de salsa y ritmos tropicales por un buen tiempo (aclaro que no me refiero al tipo rock&roll-cumbia villera saltada de los ticos, que es bastante extraña por decirlo menos), y agradezco las tremendísimas lecciones de baile de mis super parejas colombianas y mexicana (los italianos también le pusieron lo suyo)...de yapa agradezco también mi primera bachata, cortesía del dominicano :)
Que risas con las rondas de chistes (descontando claro los de melon y melames, que no salvan a nadie!), o con las clases de la gringa y lo colgadísimos que estábamos. Y la foto que le sacaron en vivo a Hanibal en una de sus actuaciones, buenísima!...o los coros de Asereje y la super dupla con Juanpa simulando a Carlos Baute, más moreno y bajito.

Me quedó el sabor del gallo pinto y el casado, los "tacos chinos" y los dulces de los coffe break. Buenísima la Pilsen y los cocos recién sacados del árbol; las pizzas reponedoras de las 4 am y los café de la esquina, que me permitían estar despierta por las mañanas.

Pero no todo fue fiesta y comida. La naturaleza de Costa Rica es increíble y el país puede cruzarse de punta a punta en 8 horas. El Tortuguero (aunque haya sido por el día) definitivamente quedó dentro de los lugares preciosos en los que he estado, y el encuentro cercano con el cocodrilo fue la guinda de la torta. Tanta vida salvaje y mortal se confunde con el verde profundo de la selva húmeda y la brisa que arrastran el mar y los canales...y la tranquilidad de los ticos con la que te dicen que "tienes una boa constrictor sobre la cabeza...no te muevas que te mata!"




Ah, entre medio también hubo clases, charlas, teorías, fundamentos y contradicciones sobre las microfinanzas y su rol en este mundo, pero por sobre todo intercambio de experiencia y buenas prácticas que se pueden importar y exportar, para llegar realmente a quienes las necesitan (la verdad es que el 80% fueron clases, aunque la balanza parezca cargada para el otro lado jaja). Volví confundida, que es lo que pretendían los profes, y con muchas ganas de adentrarme más en este mundo, así es que por lo menos conmigo lograron el objetivo :)



Pero de verdad de verdad, lo que más me queda son los nuevos amigos, indispensables para preparar el "Pura Vida" y a los que pese a haber conocido sólo 2 semanas, extrañaba como loca el domingo mientras paseaba sóla por las calles de San José.

PD: Compañeros, muchas gracias por las increíbles historias que compartimos. Me alegro haber llegado a Costa Rica y habérmelos topado en el camino...sepan que en Chile tienen su casa, aunque terremotee!!! PURA VIDAAAAAAAA :)

Monday, March 8, 2010

Cuando se mueve la tierra

Me acuerdo que despues de un rato mi mama me agarro del brazo y partimos donde el vecino, que tenia un patio grande, y con una hamaca improvisada, un par de mantas y una radio a pilas, esperamos literalmente a que la tierra se calmara mientras rezabamos para que la alerta de tsunami no fuera cierta. Yo tenia casi 4 años y a mi hermana le quedaban algunos meses para nacer.
Al dia siguiente, cuando volvimos a la casa todo estaba en el suelo, las paredes partidas en 2 y todo lo que podia haberse quebrado, en mil pedacitos. Mi viejo venia viajando al Tabo cuando se estremecio la tierra y tuvimos que esperar hasta el otro dia para comunicarnos y saber que todos estábamos bien...yo de lo que recuerdo estaba aterrada, sin entender muy bien por qué pasaban estas cosas. En Santiago mi casa era de madera y resistió bastante bien el movimiento, aunque la pared que nos separaba del vecino estaba en el suelo. Como nos permitía cambiarnos de casa con mi amigo de al lado, jugábamos felices entre las ruinas hasta que reconstruyeron la pared nuevamente...a esas alturas pensaba que el trauma había pasado.
Pero siempre le tuve miedo a los temblores, porque sabía que tarde o temprano se partiría nuevamente la tierra. Y aunque no soy fatalista, cuando tome la decisión de dar la vuelta al mundo me preocupaba el hecho de no estar cuando algo así pasara...

El sábado aquel bajé a desayunar tarde en el hostal que nos quedábamos, y me topé de casualidad a una chilena que me preguntó si había logrado comunicarme con Chile. Casi me muero cuando me dijo que había habido un terremoto de 8.8 esa madrugada...no sabía que hacer. La horrible sensación de estar lejos y no tener noticias, de no dimensionar la realidad, de no poder hacer nada...y estando tan cerca! (Buenos Aires queda ahí nomás considerando los lugares por los que anduve en el último año).
Y aunque gracias a internet supe que mi familia estaba bien, el hecho de saber que no volvería a Chile sino hasta 2 semanas después me tuvo y me tiene muy angustiada...pero que raro es como ocurren las cosas en esta vida. Si no hubiese estado en Argentina, no podría estar ahora en este curso de microfinanzas en Costa Rica, y por más que me empeñe en que yo debería estar en Chile ayudando a reconstruir el país, comienzo a pensar que tienen razón cuando me dicen que lo mejor es absorber todos los conocimientos que pueda y llevarlos luego a las 40.000 socias con las que trabajamos en mi institución. Pero es que no puedo dejar de pensar en que son justo ellas y ellos los más afectados, y yo aquí sólo leyendo mails que me hablan de lo desastrozo que fue y de la angustia que aún está en el aire.
Y que decir de nuestra isla Juan Fernandez querida...pensar que hace unos meses estábamos allá revolucionando el pueblo con nuestros cantos de quetzales y la alegría de todos los ruteros que se enamoraron de la isla. Comparar las fotos y ver que el tsunami se lo llevó todo es muy fuerte...y cómo no extrañar a Puntito, que debe estar en algún lugar del cielo con su sonrisa típica, mientras nosotros no entendemos cómo el mar que tanta vida les daba, arrasó con las ilusiones y las historias de 700 isleños.

(sigan el link sobre Puntito)
http://www.rutaquetzalbbva.com/TLRQ/index.php?id=50&no_cache=1&tx_ttnews[tt_news]=97&tx_ttnews[backPid]=40&cHash=bcb10ba7d9

Es difícil, y no se cómo explicar la impotencia que siento...mi país está devastado y si no fuera por el tipo de construcciones que hemos levantado con el tiempo, dada la magnitud del terremoto (que fue más fuerte que el de Haití) las consecuencias serían aún más lamentables.

En fin, necesitaba compartir estas reflexiones y juntar a la vez fuerzas para volver y encontrarme de frente con el desastre, saltarme el shock y agarrar con las 2 manos la pala, porque hay que levantar el país como ya lo están haciendo el Gobierno y miles de chilenos que no pierden ni un minuto cuando de solidaridad se trata...sin duda queda mucho por hacer.

Monday, January 25, 2010

aterrizaje tardio

Te van mordiendo tijeras el pantalón, tijeras el tiempo; sigue engordando tu corazón de amores viejos y nuevos...y los recuerdos se empañan y el mundo entero se achica, un vagabundo de tierras desconocidas... un vagabundo, a quien no le tiemblan las piernas, un vagabundo que no distingue fronteras...

Federico Wolf (y el Larra cuando me dio este CD en Fresia) jamás se imagino el viaje que estaba a punto de hacer encerrado en mi ipod, ni los miles de momentos que con risa o llanto amenizaría al compas de un par de acordes.
Y nuevamente con mi canción de fondo, en un acto desesperado tecleo la verdad que acaba de caerme como balde de agua fría: aterrice en Santiago de Chile hace solo unas horas...y desde entonces las lagrimas no dejan de correr, como si hubiesen estado suspendidas por algún tiempo. La culpa se la hecho a "The colour of freedom" que empecé a ver inocentemente y que terminó por hacerme reconocer que el mismo pasillo de Robben Island que Madiba y yo pisamos a destiempo se asemejaba mas a un lejano recuerdo, a una realidad paralela que te acerca el cine pero que extrañamente se siente cercana...yo ya "estuve" ahí aunque no haya sido capaz de dimensionar la fuerza con la que el pasado carga las faldas de Table Mountain, y por supuesto que si volviera aprovecharía mas y pensaría menos, pero ya fue...mi viaje ya termino. Y después de todo el día sin entender muy bien el desgano, ato los hilos y lo veo todo claro.
Si ahora me dieran otro around the world ticket lo tomaba sin pensarlo...pero supongo que esta vez me iría huyendo. Aun no me convenzo, aun no asumo, aun no disfruto a concho la simpleza que marcó mi viaje, aun no logro que se me marquen nuevamente las arrugas de tanto reírme.
Y tal vez esa sea la razón por la que no he sido capaz de terminar mis relatos, ni subir fotos a facebook, ni contestar mails ni conectarme con el mundo...he tratado de convencerme que trabajar es bueno aunque no tenga tantas ganas, y he tratado de aprovechar la cercanía física con los míos pero ha terminado siendo más contra producente que otra cosa porque no he visto a casi nadie...no sé a qué le hago el quite, tal vez a asumir que las fotos no son mas que recuerdos digitales, que los nombres se olvidan, que hay que pagar deudas y que me queda una buena temporada por estos lares...o que los fantasmas de amores profundos deben darle paso a la alegría que traen los nuevos...o que aunque mis amigos me reclamen yo no sepa a quien llamar en estos momentos en que aun me duele el porrazo del aterrizaje forzoso.
Le subo el volumen a "Margarita Negra" mientras entiendo que hasta los acordes se acaban, y que por mas rewind, ya no será lo mismo. Estoy aquí....no en S.A. caminando por la costanera ni en Tanzania con mis watotos, ni en la India con Pinku y su ropa, ni siquiera en Chile con mis quetzales del 3. Estoy aqui, conmigo misma y la realidad a la que hasta ahora le he hecho el quite...pero que mañana cuando suene el despertador tendré que asumir.

...Tiene marcados los hombros, de andar cargando sus sueños. Los océanos ya no le asustan, se abren al paso; sos la oveja negra que saltó el alambre de tu rebaño...

Wednesday, December 9, 2009

adiós 2009!

Asi es, el cambio de década esta a la vuelta de la esquina y yo sin mi traje de fiesta!
Que difícil hacer un recuento cuando la memoria está tan cargada por todo lo que eche a la mochila que anduve paseando por el mundo, mientras en la radio te hablan de Lady Di, el papa Juan Pablo, la venida de Madonna, S11, el Chino Ríos comiéndose el mundo, el corralito argentino, las mujeres en el poder y para que mencionar la sarta de guerras, tratados, cese al fuego y vuelta a disparar que nos han tenido comiendo palomitas como si estuvieramos en la premier de "Lord of War".
Y yo que hace 10 años terminaba mi primer año universitario marcado por las semanas novatas y el descubrimiento de los maravillosos Andes chilenos (fui una de las últimas alumnas de Claudio Lucero en la UC...totalment mistico!),ni me imaginaba que hoy estaría recordando mis navidades pasadas con mi familia de Tanzania.

El tiempo vuela, pero lo importante es que te deje la sensación de que has vivido a concho. Y aunque estoy en deuda con mi madre sobre todo por no concluir los relatos de nuestro viaje o dejar paso al olvido de las multiples aventuras por la madre patria, necesitaba sentarme antes de volver a hacer la mochila (aunque mañana no me pueda levantar de sueño) a vomitar algunas ideas y sonreirme recordando.

...Los recitales que organizabamos en la concha acústica con los incipientes Chancho en Piedra, mi paso como soñadora militante universitaria por la antigua K3, las tediosas semanas de pruebas y las maratónicas tardes de estudio, los carros alegóricos de las semanas universitarias (imagínense quien las organizaba para variar), los trabajos de invierno y "Piensa Queilen", las mil cumbres del Provincia y las salidas de nieve, las fondas en agronomía, el coro de Comercial y mi queridisimo JP (siempre te llevaremos con nosotros), las credenciales de prensa y los recitales GRATIS gracias a unavuelta.com y mi largo periodo como reportera, los increibles amigos que hoy son los mejores...los meses de estudio para el examen de grado mezclados con los cortos break para ver "El Padrino"...el encuentro de la Ruta Quetzal en Chile que nos quitó más que el sueño por un buen rato, las escapadas a paises vecinos, FRESIA! (si hubiese descubierto los blogs en ese entonces, seguro no les habria colapsado el mail jaja), McDonalds de Liberty Boro y mis peques de East Pittsburgh, el recital de Bon Jovi y la estatua de la Libertad cerrada por la maldita guerra de Irak, el siguiente recital de Bon Jovi y toooodo el resto en el Live Earth (cuando me bajo la locura y me "escape" a NYC por el fin de semana), el trainee en ACNielsen y los super partners que me quedaron de la pega...storetrack del terror...el accidente del Seba y lo increiblemente rápido que ha salido adelante, mis hermanos en la U! y yo por lo tanto mas vieja, el Maxi y lo doloroso que fue hacerlo dormir, la llegada de la Merlina que aunque tenga los sillones destrozados se convirtió en la reina de la casa...mi nana Teresa y su invitación a la celebración del año nuevo Mapuche... los Vibora's Band y los mejores domingos de mi vida en la sala de ensayo, volcanes del norte y el progreso (y posterior retroceso) como escaladora (pero vuelvo a las canchas el otro año!), el intento al San Pedro y San Pablo y la cocinilla explotada en el ojo de Sara, Vertical y las capacitaciones (que te paguen por pasarlo bien es increíble!)...despedirme de mi tiroides y aprender a escuchar a mi cuerpo en su ausencia...tomar la decsion de dejarlo todo para dar la vuelta al mundo....y partir!

Mi año y medio de libertad absoluta y sonrisa incansable (que trato de que no se me borre con la rutina): el karaoke de Tokio (y los japo cantando "La Gasolina"); la muralla China 100% para mi y la interminable vuelta cuesta arriba; los chapatis y las horas eternas conduciendo por el Rajastan con nuestro chofer de 6 dedos (pero por sobre todo las risas con mi queridisima Tamara); el temido Throng La Pass y la vuelta al revés del Annapurna Circuit en Nepal; los Pai Tai de la calle y mi incursión al mundo submarino en Tailandia; el elephant camp de Laos; la mejor cena de mi vida en el Cafes Des Amis en Hoian y aquella tarde puramente vietnamita en Nha Trang; el alucinante Angkor Wat pero por sobre todo los ojos rasgados del los pequeños camboyanos de las floating villages, ¡el Everest Base Camp! y los 3 Juanes (definitivamente para Nepal, "once is not enough"); Sudder St.,mis maravillosas Soma Girls y los peques cantando el "clean up" en Shanti Dan (Calcuta, mi ciudad de la alegría)...ah!mi primer cumpleaños con cazuela y familia española; las tardes de mesera en el Cape to Cuba, las clases de inglés mañaneras y mi depto. en Cape Town (S.A)...y Bed On Bricks en el Rocking the Daisies!; el buceo con el whale shark en Mozambique (y las horas eteeeernas en las comodísimas chapas); las tardes de juegos infantiles y relax en Monkey Beach (Malawi); el león bostezando en el South Luangwa N.P en Zambia y los elefantes que casi pasan por sobre las tiendas de campaña! (ah, como olvidar al hipopotamo podrido muerto flotando, siendo devorado por cocodrilos); los 4 días de tren y las caminatas por los hermosos Zanzibar y Pemba (y ese atardecer-amanecer lunar desde el banco de arena en mitad del oceano)...mis watotos y la vida con mama Jane en Majiachai en Tanzania...y la bajada en solitario por el Kili (mi año nuevo del 2008); el salto en paracaidas en S.A nuevamente y los multiples y fallidos intentos por bucear con el white shark...la triste despedida de Africa con mis trenzas de verdadera "mafrica"; "The Phantom of the Opera" en Londres; la noche de Fado en Lisboa y el comienzo de reencuentros con amigos de viaje en Portugal; la rambla cataluña en BCN y el abrazo que le di a mi vieja en el aeropuerto de Atenas...Santorini sin almas, sólo para nosotras...la locura del Cairo, Abu Simbel y las ofertas de comprar a mi mama por camellos en Egipto, el "felluca stop" y el robo-histeria-y posterior recuperacion de mi casa rodante en el tren a Aswan...y por supuesto la caminata de vuelta por el desierto; el energético Jerusalen y flotar en el mar muerto; la super escapada a Petra y la noche que pasamos con los beduines...la comida con la familia chilena en Tel Aviv y la despedida de mi vieja...las pruebas para monitora de la Ruta Quetzal en Madrid, mi estadía con las chicas y el reencuentro con los antiguos amigos ruteros...Cabo de Gatas, buscar curro en una España colapsada por la crisis y celebrar nuevamente con cazuela mi cumple, con la misma familia española...la Ruta Quetzal y mis 18 hermanitas!...hacer las malestas y sin estar preparada, aterrizar en Chile.

Obvio que ni con todo el tiempo que llevo aqui sentada alcanzo a resumir estos últimos 10 años de mi vida, y menos el último año y medio de patiperra...pero ahora me puedo ir tranquila a la cama y sentir que es hora de hacerle paso a los futuros recuerdos y comenzar a disfrutar de este preciso instante...a 4 meses de haber vuelto a la realidad y estar casi adaptada nuevamente...a planear en el corto plazo y dejar simplemente lo que no alcance a hacer este año para el próximo, que total, está a la vuelta de la esquina!

pd: tal no vez hayan entendido ni la quinta parte de todos mis recuerdos, o tal vez me hayan acompañado en mas de alguno...simplemente necesitaba cerrar este año intenso y ponerme a hacer las mochilas tranquila para mis próximas vacaciones como monitora de la segunda parte de la Ruta Quetzal...que mejor forma de acabar el año!